Noticias

...
17 de junio de 2016

Un informe de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of

Pediatrics) recuerda la importancia de la figura paterna en el

desarrollo de los niños, y aunque reconoce que los padres cada vez

tienen un papel mayor en esta labor, deben seguir haciendo esfuerzos,

cuenta HealthDay News.

 

"Desde el punto de vista de todo el mundo, mientras más podamos hacer

por animar a los papás a involucrarse, mejor", afirmó el Dr. Michael

Yogman, un coautor del informe.

 

"Es beneficioso para los niños. Los papás no son 'superfluos', no hacen

lo mismo que las mamás", añadió Yogman, presidente del comité sobre los

aspectos psicosociales de la salud infantil y familiar de la academia.

 

Los estudios han encontrado que los niños mayores con padres

participativos tienden a tener menos síntomas de depresión y problemas

conductuales, y unas tasas más bajas de embarazo adolescente.

 

En cuanto a los niños pequeños, los papás pueden tener efectos sobre el

desarrollo del lenguaje y la salud mental, según la academia. Por

ejemplo, la investigación ha mostrado que los papás son más propensos a

utilizar palabras cuando hablan con sus bebés e hijos en edad preescolar.

 

Y las formas típicas de jugar de papá también son distintas, dijo Yogman.

 

"Es un estereotipo, pero es verdad que los papás juegan con un estilo

más rudo", afirmó Yogman. "Con frecuencia animan a sus hijos a explorar

y arriesgarse, mientras que las mamás ofrecen estabilidad y seguridad.

Ambas cosas tienen su espacio".

 

La investigación sugiere que los niños en edad preescolar tienden a

tener menos síntomas de salud mental (como ansiedad o agresividad)

cuando sus papás participan regularmente en los juegos, según la academia.

 

Nada de eso sugiere que a los hijos de madres solteras no les vaya bien,

enfatizó Yogman. Y dijo que el nuevo informe define "papá" en un sentido

amplio, no solo el padre biológico que vive con un niño.

 

Incluye a los papás que no viven con sus hijos, a los abuelos y a

cualquier figura masculina que esté dedicada al bienestar del niño.

 

El informe aparece en la edición en línea del 13 de junio de la revista

Pediatrics.

 

El hecho de que los papás son importantes no es nuevo, pero el informe

reúne la creciente investigación sobre el impacto de los papás, apuntó

Eric Lewandowski, psicólogo del Centro de Estudios sobre los Niños

Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

 

El informe también anima a los papás a involucrarse como cuidadores

primarios, en lugar de simplemente como un respaldo "auxiliar", apuntó

Lewandowski.

 

También enfatizó que a los niños sin un padre involucrado les puede ir,

y les va, "muy bien". La clave, señaló Lewandowski, es que las

necesidades de los niños se cumplan de forma constante y fiable.

 

Hay señales de que los papás de EE. UU. se están volviendo más

participativos en el cuidado de los niños, dijo Yogman. En parte, eso se

debe a que la cantidad de papás que se quedan en casa podría haber

 

aumentado.