Noticias

...
15 de septiembre de 2022

 

El veterano actor argentino Luis Machín estrena este jueves "Perros del

viento", película de Hugo Grosso que protagoniza junto a Roberto Suárez,

Gilda Scarpetta, Lorenzo Machín  y  Estrella Zapatero, con la

participación especial de Carlos Portaluppi  y  Marta Lubos. Para

Machín, la cinta fue como "una empresa familiar", rodada en plena

pandemia, sobre la tendencia suicida que, según un mito urbano, aqueja a

los perros de la ciudad de Rosario.

 

"Se convirtió en un proyecto familiar de mucho tiempo, porque lo venimos

soñando hace más de 10 años. Con eso bromeábamos porque tuvo varias

reescrituras, idas y vueltas por las condiciones del INCAA, entonces

decíamos 'si se sigue postergando la película, el personaje de Juani lo

va a terminar haciendo Lorenzo (que era un bebé) y terminó siendo real.

Fue como una especie de empresa familiar', cuenta el actor a Los Andes.

 

"Perros del viento" es la historia de Ariel (Luis Machín), guionista

transmedia, quien vuelve de España a Rosario, su ciudad natal, a

investigar el extraño caso del suicidio de perros en un parque lindero

al río. Al regresar se reencuentra con su pasado, donde habitan entre

otros Laura (Gilda Scarpetta), mujer a la que amó, y José María (Roberto

Suárez), su mejor amigo, esposo de Laura. Serán días intensos, llenos de

contradicciones, malentendidos y tensiones que pondrán a todos al borde

de la irracionalidad.

 

Hugo Grosso toma como disparador el mito urbano de los perros suicidas

del Parque de España, utilizándolo metafóricamente para ahondar en las

decisiones que signan el comportamiento humano. "Se trata de personajes

que ingresan a una franja etaria en la que comienzan a replantearse qué

han hecho de sus vidas y necesitan observar, desde el punto de vista

presente, aquellas situaciones que han quedado idealizadas en el

pasado". explica. "En definitiva, me interesa hablar de la complejidad

de esos vínculos, atravesados por deseos y contradicciones, usando como

contexto dramático el fuerte atractivo y la conmoción que despierta el

extraño fenómeno".

 

"Hay distintas versiones, algunas sostienen que los perros escuchan como

se arremolina el viento que produce un sonido particular no perceptible

por el humano y que ellos corren hacia esto, no advierten que ahí hay un

vacío y saltan en busca de ese llamado. Otros, que el vuelo de los

pájaros queda a la altura de la línea del horizonte y que ellos van en

búsqueda de esa presa. Hay distintas versiones. En su momento yo estuve

investigando un poco y leí que hay un puente en Escocia en donde los

perros se suicidan, así que en otros lugares del mundo también sucede

esto, pero Hugo Grosso, que es el director y guionista de la película

tomó este acontecimiento como disparador para contar una historia de

encuentros y desencuentros amorosos", explica Machín.

 

"Perros del viento" es la segunda cinta que en poco tiempo filmó Machín

con estos animales en el título y la historia, tras "Siete perros". "No

sé si la soledad de Ernesto, que es el protagonista de 'Siete perros',

es más grande que la de Ariel, que es el protagonista de 'Perros del

viento'. Son historias de diferentes soledades, de personajes

solitarios. En el caso de Ernesto, no sabemos exactamente el motivo, si

el lo decidió o si se impuso así la vida, pero él comparte su cotidiano

únicamente con esos siete perros y con su hija que está lejos, en otro

país, y no tiene mucho más contacto que a través del teléfono o un Skype

que le cuesta muchísimo porque no tiene conocimiento virtual. Pero es

una historia que invita a que seamos más solidarios y que invita a que

miremos a la otredad con mayor cercanía. Que los problemas que le

acontecen a uno nos acontecen a todos", dice el actor.

 

"En 'Perros del viento' -afirma por su parte Grosso- retomo la lógica

de mis trabajos anteriores, partiendo de personajes, situaciones o

hechos singulares de Rosario, la ciudad donde nací, y que constituyen,

en suma, lo que suele llamarse 'la rosarinidad'. Esta vez, tomo como

disparador el mito urbano de los perros suicidas del Parque de España,

utilizándolo metafóricamente para ahondar en las decisiones que signan

el comportamiento humano. Se trata de personajes que ingresan a una

franja etaria en la que comienzan a replantearse qué han hecho de sus

vidas y necesitan observar, desde el punto de vista presente, aquellas

situaciones que han quedado idealizadas en el pasado.  En definitiva, me

interesa hablar de la complejidad de esos vínculos, atravesados por

deseos y contradicciones, usando como contexto dramático el fuerte

atractivo y la conmoción que despierta el extraño fenómeno".

 

© NOTICINE.com