Noticias

...
22 de junio de 2016

La pubertad o madurez sexual precoz en las niñas podría estar favorecida

por características de sus madres, y es especialmente significativa en

familias latinas, afirma un estudio de Kaiser Permanente. Las hijas de

madres son sobrepeso y que desarrollaron diabetes gestacional, son mucho

más propensas a experimentar la pubertad a una edad más temprana, dice

Health.com.

 

El estudio se realizó entre un grupo de 421 hijas y madres de diferentes

etnias y las cifras son preocupantes, un 15% de las niñas hispanas

habían entrado a la pubertad  a los 7 años.

 

La pubertad temprana aumenta el riesgo de resultados desfavorables para

la salud como: obesidad, diabetes tipo 2, síndrome de ovario

poliquístico o cáncer. Ai Kubo, PhD, autor principal del estudio insiste

en que: “Las mujeres que están planeando un embarazo o las que están

embarazadas deben ser conscientes de que su obesidad o diabetes

gestacional pueden influir en la salud de sus hijos en el futuro más

allá del riesgo conocido de la obesidad infantil”.

 

Según el sitio web, los expertos no están del todo seguros de los

factores que hay detrás de la pubertad temprana, pero se debe

probablemente a una combinación de varios, incluyendo la epidemia de la

obesidad infantil y sustancias en el medio ambiente.

 

Independiente de la edad, las niñas con mayor índice de masa corporal

tienden a madurar antes, y este hallazgo sugiere que las crecientes

tasas de obesidad entre los niños pueden estar contribuyendo a las tasas

 

de pubertad precoz.