Noticias

...
17 de junio de 2016

Los derechos de los pequeños que no se sienten a gusto con su sexo

físico siguen abriéndose paso en los países civilizados. Si

recientemente autoridades federales ordenaron que las escuelas públicas

permitieran a los menores usar el baño según su identidad sexual propia,

ahora es en la otrora estricta Gran Bretaña se permitirá a los niños que

lleven falda en la escuela y las niñas ropa masculina, informa ABC.

 

Se trata de una iniciativa, en la que participan ochenta instituciones

estatales, incluyendo 40 escuelas primarias, financiadas por el gobierno

con el objetivo de que las escuelas sean más abiertas con los niños que

se cuestionan su identidad de género.

 

Defensores de la diversidad han advertido del riesgo actual de las

políticas de discriminación contra las personas lesbianas, gays,

bisexuales y alumnos transexuales (LGBT).

 

Evitar que se sientan incómodos

 

«Ninguna persona trans debe ser obligada a presentarse en la escuela de

una manera que les haga sentir incómodos. Cuando esto sucede, puede ser

muy perjudicial, especialmente para los jóvenes», declaró a «The

Independent» un portavoz de Stonewall, la organización de defensa de los

derechos de los homosexuales en el Reino Unido.

 

En enero, el «Brighton College», una escuela privada de 170 años de

antiguedad decidió prescindir de los uniformes para los niños transgénero.

 

Richard Cairns, director del Instituto dijo a «The Independent» que si

bien había dos tipos diferentes de uniforme, los niños podían elegir

cuál llevar.

 

«Este pedido responde a la petición de un pequeño número de familias.

Los jóvenes deben ser respetados como son», sentenció.

 

Toda la actualidad en portada